jueves, 19 de abril de 2018

Historia para peques: Bajo las cenizas del Vesubio

Esta primavera si no tenéis ningún plan para los fines de semana os recomiendo pasaros por los talleres familiares que realiza el Museo del Traje.

La actividad se llama "Bajo las cenizas" y está dirigido a grupos familiares con niños entre 6 y 12 años de edad.

Recreación de la erupción del Vesubio.
En ella lo que pretendemos es que los más pequeños se acerquen a la historia de los primeros descubrimientos de Pompeya y Herculano y cómo a través de dichos hallazgos influyeron en en la vestimenta europea de finales del siglo XVIII. Para ello, en estas actividades invitamos a los asistentes a un ambiente participativo, interectuando con la educadora. Además, ofrecemos una práctica arqueológica dentro del taller para acercar a los niños tanto a esta ciencia como hacer este momento de la historia más comprensible.

Todos sabemos que en el año 79 d. C., momento en el que estaba el Imperio Romano bajo el emperador Tito Flavio Vespasianola erupción del volcán Vesubio enterró las ciudades de Pompeya y Herculano. 

No fue hasta el siglo XVIII cuando estas localizaciones fueron descubiertas (aunque hay autores que defienden que el descubrimiento tuvo lugar por el arquitecto italiano Domenico Fontana en 1550): Herculano en 1738 y Pompeya en 1748, gracias al patronazgo de Carlos III de España (1716-1788), que había sido años antes rey de Nápoles, con motivo de la construcción del Palacio de Portici (Nápoles).

Portada del libro de grabados de K. J. Weber
En el taller también hablaremos de los encargados de las primeras excavaciones. Por un lado, de Roque Joaquín de Alcubierre, ingeniero militar aragonés. Y, por otro, Karl Jacob Weber, arquitecto e ingeniero suizo. 

Ambos tenían una gran rivalidad por las diferencias en la metodología de excavación, es decir, el primero se preocupaba más de encontrar grandes objetos para impresionar al monarca español, mientras que el segundo se preocupaba más por el contexto, excavando las habitaciones completas. Lo que podríamos decir que Weber estaba más enfocado a los cimientos de la arqueología moderna, ciencia que desarrolló Carlos III.

Gracias a la publicación de Le Antichità di Ercolano Esposte entre 1757 y 1792 por parte de Weber se recogen los hallazgos más importantes de estos yacimientos, entre ellos los planos de la llamada Villa de los Papiros, en Herculano.

Pero, ¿cómo influyó todo esto en la moda europea? ¿cómo vestían en el neoclasicismo? Si os habéis quedado con la curiosidad os esperamos los fines de semana (hasta el 17 de junio) en el Museo del Traje.

Más información: 

Fechas: sábados y domingos(14 de abril - 17 de junio 2018)Horario: 11:15 - 13:30 hLugar: talleres didácticosDirigido a: grupos familiares con niños de 6 a 12 años. Cada niño/a ha de venir acompañado/a mínimo de un adulto.Inscripciones: https://goo.gl/iZvFoV


lunes, 16 de abril de 2018

Reseña de «Amazonas. Guerreras del mundo Antiguo» (Desperta Ferro Ediciones)

Portada. Fuente: Desperta Ferro Ediciones
Hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy cercana, tenía que haber salido esta reseña prometida a los chicos de Desperta Ferro Ediciones. Vaya por delante -junto con mis disculpas- que el libro lo leí con gusto el verano pasado, pero entre unas cosas y otras no he podido atacar la reseña hasta hoy.  Adelantando mi veredicto, deciros que estamos ante un "señor libro".

Comencemos por la ficha técnica del libro:

El problema que tiene alguien como yo, cuyo campo de estudios es la Edad Moderna y no la Antigüedad, es saber si lo que lees es de calidad o no. Como ya dije en otra entrada, aquí te tienes que orientar por la editorial y las investigaciones previas del autor. La calidad del sello de Desperta Ferro creo que queda fuera de toda discusión y la autora es Adrienne Mayor, investigadora de la Stanford University con varios trabajos en el mismo periodo. 

El libro se divide en cuatro partes, la primera de ellas titulada ¿Quienes eran las amazonas?, donde la autora fija el objeto de su estudio, las Amazonas, comenzando por erradicar ideas preestablecidas falsas como aquella que estas mujeres se quitaban un pecho para disparar mejor o que odiaban el sexo con los hombres. Algo complejo, pues hay que separar, como en muchas otras ocasiones, mito de realidad.
Amazonomaquia, bajorrelieve ático del siglo IV a. C., Museo Arqueológico Nacional de Atenas. Fuente: Wikipedia




















Tras una búsqueda de localización de estas mujeres, en el segundo y extenso bloque la autora inicia una búsqueda arqueológica para presentarnos a las amazonas reales, su panoplia y sus costumbres (música, danza, drogas, etc.). Por cierto, entre sus ropas destacaban los pantalones, prenda muy cómoda para cabalgar, y que los griegos atribuyen su invención a las amazonas. Es decir, que muy probablemente, las primeras en "llevar los pantalones" fueron ellas. 

El tercer bloque es el dedicado a su mitología, que la autora recorre en un gran trabajo de erudición. Si alguien quiere toda la información de las mismas, que es una verdadera maraña, el trabajo de Mayor me parece el punto de partida ideal. El cuarto capítulo se analiza cómo en ámbitos geográficos y culturales tan distintos como China, Persia o Egipto, cuentas con sus propias y aguerridas amazonas. Cuando el río suena...
Las Amazonas, una imagen que aún sigue muy viva en nuestro imaginario con personajes como Wonder Woman.
Fuente: Nerdist
Este es un repaso muy muy somero a una obra que rezuma erudición, con notas profusas y multitud de imágenes. La bibliografía, como no podía ser de otra manera después de lo dicho, es imponente. Evidentemente, la obra es muy recomendable peerooo una pequeña crítica ponderada que espero que entiendan desde Desperta Ferro: la edición es de buena calidad pero la letra me parece muy pequeña, lo que dificulta un poco su lectura. Yo, que no tengo afortunadamente aún gafas, la leo, pero se te fatiga la vista. Entiendo que ampliar la letra supondría elevar mucho el precio del libro, que ronda los veinticinco euros, pero a lo mejor esto se podría valorar para futuras reediciones. 

Un saludo a todos.

jueves, 12 de abril de 2018

Historia absurda de Cataluña, de Ad Absurdum

Los catalanes, de las piedras sacan panes.
Francisco Gregorio de Salas

Portada del libro (Ad Absurdum)
Me gustan los de Ad Absurdum porque hacen cosas. Claro que en ocasiones hacen cosas que demuestran que les va la marcha más que a un políticucho una regalía.

Estos muchachotes murcianos sacaron hace unos meses Historia absurda de España, que ya reseñamos por estos lares. Y no contentos con ello, sin duda tras una comida viendo un telediario de finales de 2017, durante la cual probablemente alguna botella de Jumilla debió consumar su destino, se han decidido a sacar un nuevo libro, Historia absurda de Cataluña.

Sacar este libro, con la que está cayendo, está por ver si es acto de valentía o de suprema inconsciencia. Probablemente, de una combinación lineal de ambas. Claro que un servidor les agradece el riesgo que corren, ya que, al igual que con su primera obra, me he reído un montón.

Y es usando nuevamente la reducción al absurdo, es probable que el libro haga replantearse a muchos lectores, -sean o no nacionalistas, de Cataluña o del resto de España- muchas de las ideas machaconas que se han lanzado, de manera interesada y durante años, sobre la historia del Principat.

Y lo que es igualmente importante, lo hacen de forma desenfadada (si bien con algunas licencias para hilar con la actualidad) y sin recurrir a gilipolleces del tamaño del Camp Nou teorías de muy escaso fundamento, como las expuestas por el Institut de Nova Història (basadas en buena medida en mecanismos como los empleados por nuestro "amigo" Fomenko). Y es que, como ellos mismos postulan, aferrarse a las barbas de Wifredo el Velloso o a la camisa de Isabel la Católica para argumentar sobre los hechos políticos actuales parece, cuando menos, fútil.
Tener sentido del humor, especialmente con ciertos temas, suele denotar inteligencia (El Roto)
¿Era necesario este libro? Pues opino "de que sí":
  • Primero, porque a todos nos viene bien conocer mejor y sin sectarismos la historia de una región tan importante de España, dejando atrás tópicos y falsos dogmas al respecto. 
  • Segundo, porque mejor tomárselo con humor, que bastante bilis se ha segregado con el tema del Procés / la DUI (táchese lo que no proceda).
  • Tercero, porque siempre es buen momento para aplicar los dos puntos anteriores, pero con la que está cayendo por esos lares, parece más acertado que nunca el hacerlo precisamente ahora. 
Y es que, independientemente de como materializarla, contar con gente con la vis cómica necesaria en estos tiempos de cogérsela con papel de fumar políticamente correctos, se vuelve imprescindible. De hecho, el enfoque de todo esto recuerda, mutatis mutandis, a otro asunto relacionado, y que tiene a un célebre humorista catalán como una de sus principales caras visibles.

Por otra parte, imagino que a los autores les habrán dicho de todo en las últimas semanas, y probablemente desde ambas partes de la bronca que sigue en marcha, lo cual indicará que algo están haciendo bien. Además, tienen toda la intención de actualizar el libro conforme avancen los acontecimientos. Por mi parte, solo queda agradecerles la obra y darles ánimo para sus futuros proyectos. ¡Que no decaiga!
Ilustración de José David Morales para Historia absurda de Cataluña (Strambotic)

lunes, 9 de abril de 2018

El día en que me arriesgué a dar un curso de Historia de las mujeres.


Como dice el Gran Wyoming, “a veces cometo fallos para que me confundáis con un semidios” (je,je,je) y uno de ellos fue plantearme hacer un curso de “Historia de las mujeres”. Antes de que me tiréis a los leones, vayamos al principio de todo. El que os escribe, buscándose la vidilla, ha dado clase de todo en todos los sitios donde le han dado oportunidad: centros culturales, asociaciones culturales, academias...

Allí, al no ser educación reglada, lo que busca el alumno no es, evidentemente, un título sino aprender algo que le interese. Por tanto, tienes la obligación de buscar temáticas en la que se genere un interés y, por tanto, un número de alumnos suficiente para que el curso sea viable económicamente. Tengo la manía de tener necesidades que se pagan con dinero.

Todos los que nos hemos dedicado en un momento u otro a esta actividad tenemos claro que, mínimo, el 70% de nuestro alumnado estará conformado por mujeres que tienen un nivel cultural nada desdeñable y que están jubiladas. No me preguntéis por qué es así y dónde están los hombres. Cierto es que el número de hombres varía según la asignatura, pero en el mejor de los casos no superará el 40%.

La gente que va a estas actividades en muchos casos también llevan años apuntadas a cursos de todo tipo y saben de Arte e Historia mucho, muchísimo, lo que como decía te “obliga” a buscar temáticas novedosas. Pues bien, con mi santa ignorancia lo vi claro, “Historia de las mujeres”. Y por favor releed el título; no es “Grandes mujeres en la Historia” o “Grandes reinas de la Historia".

Tengo en casa todos los tomos de Historia de las mujeres coordinada por Duby y Perrot en casa, material de inicio más que de sobra que podría completar con estudios más particulares y actualizados. Tenía claro que en la Historia Antigua poca voz de mujer me podría encontrar, había que apoyarse en Arqueología, Arte y textos escritos casi por completo por hombres sobre las mujeres.

El mayor choque fue constatar la enorme misoginia de griegos y romanos a excepción, cosa que me sorprendió, de la mujer espartana. Otro de los descubrimientos fue la importancia de las mujeres en la expansión del cristianismo; y digo cristianismo porque en cuanto la religión católica se oficializó, la iglesia heredera de los valores de Grecia y Roma, y con ello de su misoginia, apartó a la mujer de la primera línea que ocupaba. 
Historia de las mujeres en Occidente, coordinado por Duby y Perrot. Fuente: Todocolección.net
Con la Edad Media no mejoró mi situación como profesor, lo que es poca cosa comparada con la situación de la mujer en dicho periodo que terminé llamando “la época de las monjas”. Es frustrante hacer un curso de “Historia de las mujeres” sin escuchar su voz salvo, y de ahí el nombre, a las monjas. Es inquietante pensar que en la Edad Media y Moderna la mujer era más libre en la celda de un convento que fuera de ella. Da que pensar. Y sí, está el oasis de “la querella de las mujeres” de Christine de Pizan, pero luego, en casi todos los casos: monjas, monjas y más monjas. Es imposible escuchar otra voz de mujer de manera directa. Solo quedaba acudir a textos, de nuevo, de hombres para hombres y a documentación “colateral” como testamentos y textos similares.

A finales de la Edad Media y comienzos de la Moderna nos encontramos, por ejemplo, con la corte de Isabel I de Castilla, donde se educaron sus hijas, entre otras, de una manera que asombró a Europa. Algún día hablaremos de ello. En la Edad Moderna, ironías de la vida, encontramos sobre todo la documentación que generó la Inquisición. Por medio de sus actas conocemos la vida de muchas mujeres y de sus defensas podemos sacar conclusiones.

Por eso son tan importantes casos como el de Lucrecia de León. Pero cuidado, son fuentes que debemos manejar con cuidado porque es producida por ellas en una situación de tensión defendiéndose de graves acusaciones y copiadas por hombres. Decir que en ella hablan las mujeres es obviar las autocensuras impuestas, las estrategias defensivas y la interpretación del secretario inquisitorial de las mismas. Cuidado a la hora de utilizarlas.

Portada de la obra más famosa de Christine de Pizan.
Fuente: Casa del Libro
Resumiendo, que llevaba medio curso y aún no habíamos podido escuchar a las mujeres que, o eran alejadas de la escritura por los hombres, o no sabían escribir o destruían lo que escribían para evitarse problemas. Con la Ilustración pudimos contar con un buen número de mujeres ilustradas pero, de nuevo, acabada la “revolución”, se dio las gracias a las mujeres y se les volvió a indicar el camino a sus aposentos. La Ilustración  no se pudo librar de la misoginia imperante. Eso sí, como profesor pude sacar más jugo y, por fin, leer textos de mujeres. ¡Cómo olvidar llegados a este punto a  Mary Wollstonecraft y a su hija Mary Shelley!

Los siglos XIX y XX fueron coser y cantar al contar con documentación de sobra. Dar el curso fue el mejor error que pude cometer ya que conseguí una perspectiva general de la historia de las mujeres. Será al calor de Mayo del 68, del que estamos a punto de celebrar su medio siglo, al que la historiografía se ocupe de las minorías; las mujeres, paradójicamente a pesar de ser una leve mayoría, pertenecen aún desgraciadamente a este grupo. Con ello quiero decir que la historia de las mujeres es una disciplina ya con cierto recorrido, pero joven, comparada con otros campos de estudio de la Historia.

Sobre todo, tiene que llegar a los programas de estudio. Al no hacerlo damos la sensación que los historiadores ignoran a las mujeres. Siempre digo lo mismo, la Historia no es machista, somos los que ejercemos la profesión los que tenemos la obligación de incluir a las mujeres si queremos hacer historia de mayor calidad, que es lo que más me interesa personalmente.

Este es el objetivo, que se incluya entre lo que contamos a los chavales en las aulas, aunque no debemos obviar la realidad de los muchos profesores de primaria y secundaria ahogados con programaciones kafkianas que no les permiten hablar de lo más básico. Aquí no daré solución alguna a algo tan complejo, no soy tan soberbio. Realmente no sabría ni por dónde empezar, pero identificar el problema es la primera parada para comenzar a solucionarlo.

Un saludo a todos.

jueves, 5 de abril de 2018

Exposición «Mujeres Libres (1936-1939), precursoras de un mundo nuevo» (Fundación Anselmo Lorenzo)


Durante la pasada Semana Santa decidimos optar por un plan diferente y nos acercamos hasta el madrileño barrio de Arganzuela, donde se encuentra la desconocida Fundación de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo. Hasta el próximo 15 de abril podéis disfrutar allí de la nueva exposición Mujeres Libres (1936-1939), precursoras de un mundo nuevo, comisariada de forma entusiasta por la historiadora Sonia Lojo. En ella se rinde homenaje y memoria a esta agrupación libertaria no mixta de los años 30 que reivindicaba consignas tan actuales como las que pudimos escuchar en las calles el pasado 8M.
La bandera de MMLL en la muestra (Archivo propio)
La sencilla muestra, organizada con medios modestos pero efectivos en una larga habitación diáfana, responde a un necesario trabajo pendiente de divulgación con vistas al 80 aniversario del primer congreso de Mujeres Libres (MMLL). Viene conformada por diversos recursos que se complementan entre sí: 16 paneles explicativos; vitrinas con cartelería, hemeroteca y archivo fotográfico; proyecciones locutadas; recreaciones sonoras y hasta una reproducción de la bandera de la agrupación, rescatada a partir de las descripciones encontradas en las actas de las asambleas. Todo ello con el fin de conocer quiénes fueron estas mujeres que tanto lucharon por cambiar la mentalidad machista de la España de los años 30.
Las tres fundadoras de MMLL y sus trayectorias (Archivo propio)
La exposición hace un ameno repaso por la gestación de esta organización anarquista, la primera totalmente independiente de un sindicato (en este caso, CNT), contrariamente a lo que venía siendo costumbre en los movimientos feministas de corte obrero. Continúa por sus principales reivindicaciones, enfocadas a enfrentar una doble opresión como mujeres y obreras. Llaman también poderosamente la atención sus ámbitos de actuación, muy centrados en la educación y la formación profesional de niñas y mujeres para prepararlas en toda clase de oficios; sin olvidar el papel y participación activa que llevaron a cabo para ganar la guerra contra el fascismo como guerrilleras o en la retaguardia. Sus planteamientos sobre igualdad, trabajo o sexualidad sorprenderán también a más de una y de dos, por la vigencia y radicalidad de los mismos.
(Archivo propio)
Para terminar, la comisaria Sonia Lojo, quien contestó amablemente a todas nuestras preguntas, resalta que la muestra es importante porque contribuye a rescatar y mantener un legado y unos antecedentes que sirvan como base de la larga lucha de las mujeres por la consecución de la igualdad real. Una organización esta de MMLL sobre la que, por cierto, aún se sabe muy poco y queda como tema de investigación abierto para todos aquellos doctorandos que busquen nuevos retos.
(Archivo propio)
  • MÁS INFORMACIÓN:
Del 17 de marzo al 15 de abril de 2018 (L-V de 10 a 14 y de 17 a 20h) en la sede de la FAL: C/ Peñuelas, 41 (Madrid). Organiza: Fundación de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo y CNT

A PARTIR DEL 15 DE ABRIL LA EXPOSICIÓN SERÁ ITINERANTE