lunes, 3 de abril de 2017

El aquelarre turístico. Museos y fiestas de brujería.

Mi primer contacto con un museo de la brujería fue allá por los años 80, cuando tener un walkman era lo más y...tantas cosas maravillosas que no es momento de contar. Alguna vez me gustaría escribir algún post sobre los 80, pero por ahora volvamos a los museos de brujería. Fue en Segovia y mis recuerdos sobre él no son muy buenos. Aquello era de lo más bizarro y poco didáctico. Llevo años intentando volver a ir para tener una opinión más exácta, pero siempre lo he encontrado cerrado. Ignoro si sigue abierto o no. Cuando visité una exposición de brujería en Comillas que ya comentamos, tuve una sensación de dejavú, tengo la impresión que si no es la misma de Segovia se le parece mucho.

Por lo tanto, de principio, brujería y museo eran términos que no me terminaban de cuadrar. Por supuesto me encanta la idea de un museo de la brujería, pero dudaba sobre cómo plantearlo por el simple hecho que la brujería es un delito inventado. Mi percepción por el tema cambió a raíz de conocer el proyecto del arqueólogo, guía, docente y lo que le echen,  Javier Fernández Ortea. 
Interior del Monasterio de Monsalud. Fuente: monsaludyercavica.es
Javier lleva años por dar visibilidad y difusión al alcarreño Monasterio de Monsalud y al yacimiento romano de Ercávica, que se encuentra en el municipio de Córcoles, cerca de Sacedón , zona de brujas por excelencia de la Alcarria. Conozco dos personas que pueden hacerte interesante la visita a un desierto y Javier es una de ellas. Muy recomendable. Para hacer más atractiva la visita al monasterio, pusieron en marcha la exposición Brujas de la Alcarria - de lo más científica y a la vez divertida. Apoyándose en realidad virtual, podemos volar en la escoba de una bruja o acudir a un interrogatorio inquisitorial entre otras cosas. El Monasterio hace todo tipo de eventos, se puede incluso hacer comidas, conferencias y todo lo que podáis pedir. Además, a veces hacen representaciones teatrales o actividades interactivas. Todo lo que sea necesario para dinamizar una zona tan necesitada de ello. 

Distintas escenas de la exposición "Brujas de la Alcarria" en el Museo de Monsalud. Fuente: monsaludyercavica.es
El pasado verano me acerqué también al museo de las brujas de Zugarramurdi. Anécdota personal; llevaba años diciendo a mi chica que viajáramos al valle del Baztán. Evidentemente uno de mis objetivos era Zugarramurdi. Pues mi chica dándome largas y que ya veríamos. Le debo a Dolores Redondo y a su Trilogía del Baztán el que, finalmente y aprovechando una excelente excusa-Juan por la gran coartada- fuimos al valle. Os puede gustar la brujería o no, la trilogía o no, pero la visita al Valle del Baztán es inexcusable. Una zona verdaderamente bonita con arquitectura, naturaleza y gastronomía para dar y tomar. 
Vista de Elizondo. Clave en la novela de Dolores Redondo y capital del valle de Baztán. Fuente; Crónicas de una viajera.
Recomendable acudir a la excelente entrada de éste blog sobre el valle.
Zugarramurdi vive gracias a su museo de brujería y las cuevas. Todas las cafeterías, rincones, lugares y tiendas tienen referencias a las brujería. ¿Qué queda de la brujería en Zugarramurdi? ¿Qué queda del proceso de Logroño de 1610? Nada, absolutamente nada. Saber que allí nació el caso de brujería más famosa de la inquisición y poco más. Las cuevas no tienen ningún resto de brujería,-imposible que quedara nada- pero su visita es más que necesaria por la belleza del paraje. 

En el museo de las brujas de Zugarramurdi, después de un vídeo que te introduce en el concepto de "caza de brujas"-de forma un tanto discutible-, entras en una propuesta museológica de lo más interesante. Espacios agradables, elementos interactivos e información bien expuesta, te informa realmente sobre la mitología y etnografía vasconavarra con ciertos toques de brujería. Yo encantado con ello, pues me interesa mucho y me parece una forma inteligente de enfocar la exposición.

Me ahorro los comentarios de la tienda. Venden desde té y hierbas de brujas- de herbolario de toda la vida- a bolis e imanes. Algo comprensible, pero me chirrió mucho que no tuvieran en la tienda ningún libro de Gustav Henningsen o de Mikel Azurmendi. Básico para entender lo acaecido en Zugarramurdi. Los libros que tenían eran bastante básicos y, entiendo que a mucha gente le valga, pero a otros muchos no. Digo más, es que Henningsen tendrían que hacerle un monumento en el pueblo.

A esta moda "brujeril", se ha unido en los últimos tiempos el pueblo de Trasmoz (Zaragoza). que ha conseguido que el gobierno regional reconozca su historia de brujas como bien de interés cultural. El impacto económico y turístico de las fiestas es innegable solo con las cifras en la mano. En un pueblo de poco menos de cien habitantes, reciben en su feria de magia y brujería, que se celebra en julio, a más de seis mil personas. Lo que pretende conseguir Javier para Córcoles o de lo que ya seguramente disfruta Zugarramurdi. Una salida económica de lo más interesante para zonas rurales que, de otra manera, estarían condenadas al olvido como le ocurre, desgraciadamente, a muchos pueblos de España.  Entiendo que si estos museos, fiestas y actividades si se hacen de manera didáctica y adecuándose a la realidad histórica, son excelentes iniciativas.
Escena de la feria de magia y brujería celebrada en Trasmoz. Fuente: Trasmoz.com
En esto, como en otras muchas cosas, Estados Unidos nos lleva ventaja con Salem (Massachusetts). Debe ser como Zugarramurdi pero a lo grande. Allí se respira brujería por los cuatro costados y casi todos los actuales habitantes de Salem se dicen descendientes de los acusados en 1692. Curiosamente nadie se reconoce descendiente de las familias de los acusadores, como los Putnam. No he ido y no quiero pecar de "cuñadismo", esto es, hablar de lo que no sé. Quien quiera una entrada de Salem que nos financie el viaje, ¡nosotros encantados! He intentado buscar información sobre el mismo y lo único que he sacado en claro es que deben tener una buena montada, debe ser como Zugarramurdi pero a lo grande, sinónimo de norteamericano. Las opiniones que he encontrado en internet son muy dispares en torno al museo por lo que os dejo el enlace al Salem Witch Museum. Visitando la web también me he dado cuenta que los "recuerdos" son tan horteras como en cualquier otro museo. Eso sí, parece que conservan alguna casa de la época y, supongo, que poco más. 
Entrada al Mueso de Salem. Fuente; canalviajes.com
Si alguno de vosotros visita estos u otros museos en torno a la brujería, no dejéis de mandar fotos. 

Un saludo.

2 comentarios :

  1. Me encanta este texto. Saludos desde Monterrey México, en unos días inauguran en ciudad de México una exposición sobre Historia de la brujería, en cuanto la visite te comparto mis comentarios. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Estimada Martha: No sabe la ilusión que nos hace recibir comentarios de un país al que sentimos como hermano. Seguimos con interés lo mucho y bueno que están aportando los mexicanos, como Alberto Ortíz, al estudio de la brujería. Nos interesa mucho lo que nos comenta sobre la exposición y esperamos con impaciencia sus comentarios. Si nos pudiera mandar algunas fotos de la misma al correo estaríamos doblemente agradecidos. Un afectuoso saludo desde Madrid.

    ResponderEliminar

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.