jueves, 29 de septiembre de 2016

Exposición de brujería en Comillas

Entre el pasado uno de julio y seis de septiembre los visitantes de la bella Comillas (Cantabria), pudieron visitar la exposición "Brujería" en el Centro cultural "El Espolón".

Reproducción del dios mesopotámico Pazuzu
Ya había visto algunas exposiciones sobre brujería y todas siguen más o menos el mismo esquema. Todas apelan a la parafernalia de la brujería con un enfoque decididamente ocultista. La puesta en escena de las mismas suele ser digna de una película de Paul Naschy, como podéis ver en las fotos que facilita El diario Montañés de la misma.

Ninguna explicación, no digo ya académica, sino puramente racionalista, suele ser reflejada en las mismas. El drama de las mujeres acusadas de brujería queda sepultado bajo tanto atrezzo y es una pena, porque perdemos la oportunidad de hacer una buena  difusión cultural. Por eso me parece cada vez más importante la propuesta del Museo de la Brujería de la Alcarria, porque precisamente es lo que hacen. Dar un tratamiento mucho más veraz a este tema.

La exposición que nos ocupa dedica una mínima parte a explicar a los dioses de la Antigüedad que siempre se han relacionado con el mal, tales como Pazuzu, Lilith, o Pan. En la misma vitrina se muestran algunas figuras de diosas de la fertilidad. Por supuesto, hablamos en todos los casos de reproducciones más o menos conseguidas.

También tenemos varias vitrinas con las las plantas que utilizaban para sus conjuros dedicados a la magia amatoria, alucinógenos o supuestos venenos. Como veis material fácil de conseguir. Tampoco pueden faltar, ni faltan, las reproducciones de máquinas de tortura que no necesariamente tiene que ver con la brujería.
Una de las vitrinas dedicada a ungüentos y pócimas,
Y hasta aquí lo que tiene que ver con la brujería, porque luego nos encontramos con momias de supuestos duendes, cuerpos de haditas en botes de formol -como os lo cuento-, basiliscos, sirenas, e incluso con la cabeza momificada de Erzsébet Báthory, la Condesa sangrienta. Como veis todo muy creíble.

¿Entonces de qué va todo esto? Pues la explicación es que nos encontramos ante un "gabinete de curiosidades" que coleccionó allá por los años 30 del pasado siglo un italiano de la zona del Friuli llamado "Señor Alessandro". Suponemos que su apellido sería Udine, igual que el nieto que prologa el folleto de la exposición, y donante de la misma.

Este tal Alessandro se dedicó a recopilar todo este material de dudoso gusto y procedencia por toda Europa, fascinado por el tema de la brujería; sintomático que fuera del Friuli. Dejó además un diario con lo que aprendía sobre el tema y sus encuentros con personas que le vendían este material, entre los que se encontraban creyentes en la magia o simples timadores. Alessandro parece apercibirse de los engaños, pero aún así compraba el material como simple curiosidad.

Reproducciones de máquinas de tortura.
Supuesta cabeza de la Condesa Sangrienta,.
Lo más importante de la exposición es el catálogo de la misma, porque son fragmentos del diario de este curioso coleccionista. En él consigna sus compras, adjunta recortes de periódicos de la época y los encuentros con sus vendedores. 

Para mí la exposición está mal enfocada, el material es casi lo de menos. Lo importante es la figura de este tal Alessandro y rastrear en sus objetos mágicos (¿?) para saber su procedencia y modo de falsificación. Las piezas son todas de fines del XIX y principios del XX. En la propia exposición no dicen la procedencia de la pieza, hay incluso algún documento, o dan una mínima explicación de la misma. 

En resumen, exposición curiosa pero sin más, de poco valor histórico, en absoluto rigurosa y de difícil contextualización. Una exposición que llevará al visitante no informado hacia la confusión y el error en torno al mundo de la brujería.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.